Los suelos únicos de Cataluña: impresiones de la excursión de la WRB en 2023

13.12.2023

El viaje a través de los asombrosos paisajes de Cataluña, en el que pude asistir a animados debates entre expertos en suelos, fue transformador. Dirigido por Rosa M. Poch y Jaume Boixadera de la Universidad de Lleida, nuestro grupo investigó 24 perfiles de suelos en toda la región catalana: desde los altos Pirineos españoles pasando por la árida llanura de Lleida, hasta el Delta del Ebro y el Mar Mediterráneo. Me inscribí para aprender más sobre los suelos del país que ha sido mi hogar durante 10 años, pero también para renovar contactos con especialistas en suelos.

Texto y fotos: Kathelijne Bonne. Edición en español: Silvia Zuleta Romano.

Phaeozem / Alfisol mólico en Vilamacolum, Empordà.
Phaeozem / Alfisol mólico en Vilamacolum, Empordà.

Los suelos de nuestro planeta son complejos y diversos, por lo que se necesitan sistemas de clasificación para catalogar y comprenderlos, al igual que se hace con los animales, las plantas, los minerales, las moléculas, etc. La mayoría de los países tienen sus propios sistemas de clasificación de suelos. Pero para comunicar globalmente sobre la gestión de la tierra y la producción de alimentos, en un planeta con recursos finitos y una población creciente, fue necesario una forma global de nombrar y cartografiar los suelos. La Unión Internacional de Ciencias del Suelo (IUSS) desarrolló la Base Mundial de Referencia de Recursos del Suelo (la WRB, por sus siglas en inglés: World Reference Base), que clasifica los suelos en 32 tipologías o Grupos de Suelos de Referencia.

El objetivo de la excursión en Cataluña era probar la eficacia de la WRB y ver su compatibilidad con los sistemas existentes en los trópicos y las Américas, entre otros, como la Taxonomía de Suelos, que también se utiliza en todo el mundo. "Es importante que podamos identificar, describir y nombrar los suelos de acuerdo con un sistema global desarrollado y respaldado por la comunidad científica internacional", afirma Stephan Mantel, del Museo Mundial del Suelo de Wageningen (Países Bajos).

Cada año se celebra una excursión de la WRB, que reúne a expertos en suelos; en ocasiones anteriores tuvo lugar en Sudáfrica, Mongolia e Islandia, y esta vez en España (del 20 al 27 de septiembre de 2023). El núcleo del grupo está autorizado a editar el WRB. Los demás son observadores y partes interesadas, como yo.

Pero, ¿por qué fascina tanto el suelo?

Diversión cósmica

Visto desde una perspectiva planetaria, el suelo es la interfaz entre nuestro rígido planeta rocoso y la atmósfera que nos protege del gélido universo; una capa finísima llena de vida que sustenta toda la biosfera. El participante Marcin Świtoniak, de la Universidad Nicolaus Copernicus de Toruń (Polonia), resumió bien esta imagen global: "Aquí veo todo el cosmos", respondió cuando le pregunté qué veía en un terrón de tierra de color óxido que estaba observando con una lupa de mano.

Esto pone de relieve lo bien que se lo pasan los expertos y amantes del suelo, disfrutan mucho cuando tienen la oportunidad de investigar un suelo en plena naturaleza.

¡Al ataque!
¡Al ataque!
Terrón de tierra roja con iluviación de arcilla (Girona).
Terrón de tierra roja con iluviación de arcilla (Girona).

Tierra roja

Las hermosas tierras rojas o terra rossa como las que Marcin estaba observando son típicas del Mediterráneo y vimos varias en Cataluña. Son rojas o de color óxido porque el hierro está oxidado (y se forma hematita). Los suelos rojos que encontramos aquí también tienen un horizonte de iluviación de arcilla, creada por la arcilla lixiviada desde arriba y acumulada a cierta profundidad (el "horizonte árgico"). Stefaan Dondeyne, de la Universidad de Lovaina, me lo explicó pacientemente, ya que estos conceptos básicos se me habían escapado. La WRB clasifica los suelos rojos mediterráneos como Luvisoles (del latín: luere, lavar, sol, suelo), y más concretamente Luvisoles chrómicos por su color. También me topé con ellos hace unos meses en Apulia, el talón de Italia. Aún no está todo dicho sobre los suelos rojos. Es posible que sus propriedades y sobre todo su fertilidad se vea favorecida por el polvo, soplado desde el Sáhara, sugiere John Galbraith, de Virginia Tech.

Suelos no naturales

El tiempo y el clima afectan claramente a los suelos, pero también lo hace la actividad humana. Si un suelo se utiliza durante años o siglos para cultivar cereales, en la parte superior se desarrolla una gruesa capa oscura llena de humus (un horizonte mólico), típica de las grandes praderas y estepas. Y entonces estos suelos entran en otra categoría, la de los Suelos Negros, incluyendo los Chernozems como en Ucrania, y los Kastanozems y Phaeozems. Éstos no se dan de forma natural en Cataluña ni en el Mediterráneo, pero sí en Asia Central y en las Grandes Llanuras.

Así que, debido a la agricultura, ahora hay Kastanozems (de color castaño, ver foto abajo) y Phaeozems (ver primera foto) en Cataluña. En realidad, la influencia humana debería reflejarse en el nombre, opina Lucia Cunha dos Anjos, de Rio de Janeiro.

Y ahora un poco más de práctica. ¿Cómo trabajan los científicos del suelo?

Por el cultivo de cereales, el suelo aquí se transformó en un Kastanozem, que no se da de forma natural en estas zonas. Un Calciustoll (Mollisol) según la Taxonomía de Suelos (localidad: Talarn, Alt Pirineu i Aran).
Por el cultivo de cereales, el suelo aquí se transformó en un Kastanozem, que no se da de forma natural en estas zonas. Un Calciustoll (Mollisol) según la Taxonomía de Suelos (localidad: Talarn, Alt Pirineu i Aran).

Descalzos

Primero se descubren los perfiles verticales del suelo, porque sus secretos se esconden bajo tierra. Una persona normal sólo ve unos pocos colores al principio. Los expertos ven mucho más, ampliando el microcosmos. Dividen el perfil en una serie de horizontes que difieren no sólo en el color, sino también en la textura (cantidad de arcilla) y la estructura (por ejemplo, masiva frente a granular). Sueltan terrones con un cuchillo, los observan con una lupa, los ponen en un baño de agua y gotean productos químicos sobre ellos para ver qué reacciones se producen. Los verdaderos científicos incondicionales trabajan descalzos, lo que añade otra dimensión a la experiencia del suelo.

El color dice mucho sobre los minerales y el origen del suelo. Por eso se determina con la escala de colores de Muschell: El horizonte árgico de este Luvisol tiene un código de color 2,5YR 3/6 (Tono, Croma y Valor).
El color dice mucho sobre los minerales y el origen del suelo. Por eso se determina con la escala de colores de Muschell: El horizonte árgico de este Luvisol tiene un código de color 2,5YR 3/6 (Tono, Croma y Valor).
Las pautas para llegar a la descripción correcta.
Las pautas para llegar a la descripción correcta.

Todas las observaciones se anotan diligentemente y las muestras se envían al laboratorio para su análisis (gracias Rosa, Jaume y equipo por hacer todo eso por adelantado). Sólo entonces, con todos esos datos, se puede repasar la famosa clave de la WRB, la "Key", y dar nombre al suelo y asignarle unos cuantos calificadores (qualifiers). Así es como uno bautizó el suelo rojo antes mencionado: "Chromic Endoprotocalcic LUVISOL (Pantoloamic, Aric, Cutanic, Epic, Ochric, Amphiraptic)". Chromic por el color, Luvisol porque hay iluviación de arcilla. Y se me cruje el cerebro cuando tengo que pensar en qué significa el resto.

¿Torre de marfil?

De vez en cuando también oía crujir los cerebros de los demás, y sólo los expertos que trabajan en la WRB con regularidad pueden comprenderla plenamente. Algunas discrepancias dieron lugar a largas discusiones entre los más eruditos de nuestro grupo, especialmente cuando se trataba del fenómeno del calcio secundario (en pocas palabras, la cal disuelta que se precipita en los suelos). Es prominente en los Calcisoles, que son habituales en Cataluña. Los argumentos volaban entre diferentes escuelas de pensamiento. Yo mismo apenas podía seguir el hilo de la discusión. Los debates planteaban preguntas en mi cabeza (y quizás en las de otros), como: ¿Por qué es relevante todo el detallismo en torno al calcio secundario? ¿Habrá que evitar que la WRB empiece a parecer a una torre de marfil?

Hablo con Curtis Monger, de Nuevo México, sobre estos asuntos. Surge un punto importante. Cuando se forma calcio secundario, se fija carbono de la atmósfera en el suelo, y de esta manera, este proceso está vinculado con el clima y con la captura y el almacenamiento de carbono.

Capas de yeso

La geología desempeña un papel importante y el sustrato rocoso determina en parte el tipo de suelo que se forma sobre él.

Las rocas de yeso son poco frecuentes. En España, las capas de yeso se depositaron cuando el Mediterráneo se secó durante la Crisis Messiniense y se precipitó toda la sal del mar. Sobre esos antiguos depósitos de yeso se han desarrollado Gypsisoles blanquecinos y polvorientos, sobre los que crece una vegetación super especializada. Algunas plantas sólo se encuentran aquí.

Un trozo de yeso (sulfato de calcio) de un Gypsisol.
Un trozo de yeso (sulfato de calcio) de un Gypsisol.

Arroz y sal

En el Delta del Ebro, estudiamos un suelo pantanoso saturado de agua o Gleysol, que se utiliza para cultivar arroz. También hablé de este tipo de suelo en un artículo sobre Doñana, en el sur de España, donde los humedales están gravemente amenazados por la sequía.

Más hacia el interior, encontramos el Vertisol, un suelo baldío que sufre salinización, un problema cada vez más común. Las grietas en la superficie son un signo de salinidad. La vegetación está adaptada a este entorno salino y algunas plantas comestibles tienen un riquísimo sabor salado. Hablo con Maxine Levin, de Maine (EE UU), sobre lo que se puede hacer con este suelo salino "inutil". Si de todos modos no es un buen suelo para la agricultura, dejemos que la naturaleza siga su curso aquí, ya que prospera en todas partes, a diferencia de los exigentes cultivos agrícolas.

Arrozal sobre un Gleysol del Delta del Ebro.
Arrozal sobre un Gleysol del Delta del Ebro.
Suelo salino.
Suelo salino.

A la sombra de Jaume Porta

Mientras nuestro autobús serpenteaba a través de espectaculares paisajes calcáreos hacia el corazón granítico de los altos Pirineos, Jaume Boixadera compartió una triste noticia: el mentor de Rosa M Poch y de él mismo, el profesor Jaume Porta Casanellas, había fallecido esa misma mañana (21 de septiembre de 2023). Fue presidente del Departamento Español de Edafología y ex rector de la Universidad de Lleida (UdL). Gracias a Porta, la UdL se convirtió desde los años 90 en un reconocido centro de excelencia en edafología y agronomía, atrayendo a numerosos estudiantes de intercambio. "El encargo de celebrar la excursión en Cataluña es una muestra de reconocimiento internacional", escribía todavía Porta en el prefacio de nuestra guía de la excursión.

La única forma de homenajearle era profundizar más que nunca en 'sus' amados suelos catalanes, dijo Rosa, mientras nos encontrábamos cara a cara con un Umbrisol, literalmente un "suelo de sombra", a más de 2.100 metros sobre el nivel del mar.

Un Podzol en Cerdaña, Pirineos. Obsérvese la capa de color ceniza (zola en ruso = ceniza).
Un Podzol en Cerdaña, Pirineos. Obsérvese la capa de color ceniza (zola en ruso = ceniza).

Suelos ácidos

Los Umbrisoles, con su capa superior oscura repleta de materia orgánica, surgen en climas frescos y húmedos de montaña, en bosque templados húmedos como los de Galicia o en las altas montañas de los trópicos. Sólo se dan en rocas "ácidas" como el granito. Para trabajar este suelo se necesita más cal, pero las pendientes pronunciadas lo hacen más adecuado como suelo de pastoreo o forestal.

No muy lejos de este Umbrisol nos espera un Podzol, también típico en regiones templadas y lluviosas y sobre roca ácida o arena. El Podzol tiene tres colores característicos: una capa superficial oscura y, por debajo, un marcante horizonte blanco ceniza y otro de color óxido. En el horizonte ceniciento, todo el hierro y el humus han sido lixiviados, dejando sólo el color blanco de la roca o el sedimento desnudo (cuarzo).

Quizá sea el único suelo que pueda reconocer una persona no experta.

Cooperativa l'Olivera en Vallbona de les Monges.
Cooperativa l'Olivera en Vallbona de les Monges.

Suelo y vino

En el pueblo de Vallbona de les Monges, observamos Regosoles y Cambisoles calcáreos en terrazas, en una granja donde se cultivan aceitunas y vino de forma sostenible y tradicional. Esta agricultura en terrazas forma parte del patrimonio cultural de Cataluña y se practica desde hace miles de años, pero nunca podrá competir con la agroindustria masificada.

Degustamos vino seguido de una cena en la bodega Cooperativa L'Olivera. Rosa brinda: "Todo está relacionado con la tierra, la buena comida, el buen vino y la buena compañía".

Mientras tanto, ya se habla de dónde tendrán lugar las próximas excursiones. ¿Estaré allí?

Un grupo genial sobre un suelo rojo en un paisaje hermoso.
Un grupo genial sobre un suelo rojo en un paisaje hermoso.

-----

He mencionado a algunas personas, sobre todo a las que acabaron en el autobús a mi lado y con las que pude hablar un poco más. Pero todos los participantes contribuyeron a su manera en una semana inolvidable. ¡Gracias a todos y especialmente a los organizadores!

-----

Para leer más: Los suelos más fértiles del mundo son los suelos negros o Chernozems que se encuentran en Ucrania. Pero ahora están expuestos a la violencia de la guerra, ¿qué le hace eso al suelo? En España, la erosión del suelo es un gran problema, la tierra es cada vez más estéril. ¿Existe la posibilidad de que aquí se repita la catástrofe del Dust Bowl? Se está deforestando la tierra no sólo para la agricultura a gran escala, sino también para viviendas especulativas de promotores intocables, como veo con mis propios ojos en mi pueblo de la Sierra de Guadarrama. El Parque Natural de Doñana es quizá un símbolo de la actitud indiferente de los gobiernos españoles. La salinización del suelo no sólo se produce por el mar, sino también por el exceso de riego.

-------

Fuentes

Boixadera, Poch (coord.), Jiménez de Santiago, Simó, 2023, WRB - Catalonia Soil Excursion Guide, Publicacions Universitat de Lleida, Sept 2023.

Mantel S, Dondeyne S, Deckers S, 2023, World reference base for soil resources (WRB), Encyclopedia of Soils in the Environment (Second Edition), Vol 4, 206-217.

ISRIC website for details on Soil Orders, https://www.isric.org/explore/world-soil-distribution/

IUSS Working Group WRB. 2022. World Reference Base for Soil Resources. International soil classification system for naming soils and creating legends for soil maps. 4th edition. International Union of Soil Sciences (IUSS), Vienna, Austria.

Notas de campo, observaciones y conversaciones propias con los participantes (pero todas las opiniones son mías).

Kathelijne: Como amante de la naturaleza y científica de la Tierra, me intriga cómo interactúan la vida, el aire, el suelo, las rocas, el océano y las sociedades en escalas de tiempo geológicas y humanas.

¿Porqué empecé GondwanaTalks?

Artículos recientes:

Recibe una actualización por cada nuevo artículo (cada tantas semanas):