El Dust Bowl viene a España: desertificación y erosión del suelo

14.05.2022

España pierde cada día cerca de 1,4 millones de toneladas de tierra buena debido a la erosión del suelo. El país se encamina a una catástrofe del mismo calibre que el Dust Bowl en Norteamérica en los años 30, cuando el viento se llevó la capa superior de los suelos más fértiles de la región. Lo que quedó fue un páramo donde nada podía crecer. En España están presentes todos los ingredientes de la mezcla letal que condujo al Dust Bowl. Pero hay un rayo de esperanza: hay siempre más iniciativos sostenibles y algunos políticos son conscientes del problema y dirigirán la atención del mundo hacia España el 17 de junio de este año, informando sobre la desertificación y la sequía.

Texto y fotos: Kathelijne Bonne. Edición española: Silvia Zuleta Romano.

Cualquier turista que recorra España en coche se dará cuenta enseguida de la enorme extensión de los campos de cultivo y de las vastas extensiones de tierra "desnuda". Una hermosa vista rural para algunos, pero un paisaje apocalíptico para los que se preocupan por el clima. La tierra fulgura bajo un sol implacable, o como dicen los españoles, 'un sol de justicia'. ¡Qué acertada será esta descripción algún día!

Suelos 'desnudos' en España (Provincia de Cuenca)
Suelos 'desnudos' en España (Provincia de Cuenca)

Si la acción climática sigue estando en el último lugar de la agenda política, el sol decidirá efectivamente el destino de España como un juez. El cambio climático, la deforestación masiva desde la época romana, la agricultura industrial y la erosión del suelo, entrelazadas en un nudo cruel, ya están causando miles de millones en pérdidas. A la larga, la degradación del suelo conduce a la perdida de cosechas, la migración forzosa, al conflicto y finalmente, a la guerra.

En este artículo hago una comparación con la catástrofe agrícola que asoló las praderas y las grandes llanuras norteamericanas en los años 1934-36. Allí, la capa superior del suelo fue arrastrada por las tormentas y enormes nubes de polvo envolvieron el país en la oscuridad. Esta catástrofe, el Dust Bowl (literalmente el cuenco de polvo), fue el resultado de décadas de sequía y agotamiento del suelo por la agricultura intensiva (también me referí al Dust Bowl en mi artículo sobre los suelos negros de Ucrania).

Dust Bowl, Texas, 1936 (Arthur Rothstein/Wikipedia)
Dust Bowl, Texas, 1936 (Arthur Rothstein/Wikipedia)
Dust Bowl, South Dakota, 1936 (Sloan?/Wikipedia)
Dust Bowl, South Dakota, 1936 (Sloan?/Wikipedia)

El cielo se vuelve naranja

El 15 de marzo de este año, el cielo español se volvió de color naranja intenso. Una enorme nube de polvo o calima procedente del Sáhara se extendió como un manto sobre el país y se desplazó hacia el norte de Europa, como un anticipo de lo que podría venir.

No friegues todavía tu terraza, fue el titular de la radio cuando resultó que aún había más arena en camino. Sin embargo, el polvo del Sahara es un fenómeno bastante normal y enriquece la naturaleza con minerales. La selva amazónica ni siquiera se puede sostener sin ella según unos estudios.

El horno ibérico

Lo que no es normal es la alarmante tendencia a la desertización que se ha apoderado de España. El país en el que vivo desde hace casi 10 años se enfrenta a temperaturas cada vez más elevadas, a una escasez extrema de agua y a la degradación del suelo. España es el país con mayor riesgo de convertirse en un desierto en 2050. Las reservas de agua están al 47% de su capacidad normal (ver capacidad semanal aquí). En la segunda semana de mayo de 2022, las temperaturas máximas ya prometen superar los 40°C, muy por encima de la media. El horno ibérico ya arde a pleno rendimiento.

Por otra parte, España es responsable de una mala gestión del agua y del suelo, lo que acelera la tendencia a la desertización. Además de las pérdidas económicas, la mala gestión ya ha provocado una tragedia humana, a la que volveremos más adelante.

Un paisaje apocalíptico árido. Cuando llueve en esta tierra, el suelo se arrastra por el agua. La agricultura regenerativa es la única solución para salir de este círculo vicioso. Fíjate en el sistema de riego de la parte superior izquierda. (Provincia Valladolid)
Un paisaje apocalíptico árido. Cuando llueve en esta tierra, el suelo se arrastra por el agua. La agricultura regenerativa es la única solución para salir de este círculo vicioso. Fíjate en el sistema de riego de la parte superior izquierda. (Provincia Valladolid)

No renovable

La desertificación no es sólo el resultado de la falta de lluvia, sino también de la desaparición de la biosfera que retiene la humedad, como una esponja. Esto incluye no sólo los bosques sino también los suelos. El suelo es un recurso crucial no renovable. Es la parte viva de la corteza terrestre, en la que crecen las plantas y los cultivos, y también realiza otras tareas indispensables del ecosistema (como la captura de carbono).

La erosión del suelo es el proceso por el cual las partículas del mismo son arrastradas por el agua de lluvia o el viento. Se trata de un proceso natural que tiene lugar en las montañas y que, a muy largo plazo, provoca el "rejuvenecimiento" del paisaje (una especie de pelado). Sin embargo, la actividad humana está acelerando la erosión en todas partes y cada vez afecta a más zonas.

La erosión del suelo por la deforestación también ha sido un factor que ha contribuido al colapso de pasadas civilizaciones, no sólo en lugares difíciles y remotos como Groenlandia (los vikingos) o la Isla de Pascua (los polinesios), sino también en la frondosa América Central (los mayas) y otros lugares.

España, una tierra ya no verde donde el suelo está expuesto (Copernicus Sentinel data (2017), processed by Sinergise/ESA)
España, una tierra ya no verde donde el suelo está expuesto (Copernicus Sentinel data (2017), processed by Sinergise/ESA)

Líder

En Europa, España es líder en erosión del suelo. El 66% de su superficie está sometida a la erosión, la mitad de la cual se encuentra en estado crítico. Cada año se arrastran 500 millones de toneladas de suelo. Por habitante son 10 toneladas al año, es decir, 27 kilos al día de tierra buena que desaparece. Y todo ello mientras los procesos de formación del suelo tardan entre cientos y miles de años en transformar la tierra estéril en suelo fértil. En 9 de las 17 regiones de España se ha superado el límite crítico de erosión del suelo (12 toneladas por hectárea y año) y en algunas regiones es más del doble (Cataluña, Andalucía y Cantabria).

Tierra baldía

La erosión del suelo se produce cuando el suelo queda expuesto al aire, desprovisto de una capa protectora de vegetación. Es el resultado de la deforestación y de las técnicas agrícolas industriales - o agricultura depredadora - que agotan el suelo, como el arado, que lo deja en barbecho durante meses, el uso de fertilizantes y pesticidas, los monocultivos, el riego ineficiente y el despliegue de maquinaria agrícola pesada.

En un suelo sano, cubierto de vegetación, los pequeños granos minerales (arena y arcilla) se adhieren entre sí mediante miles de millones de microorganismos, humus y otras sustancias orgánicas pegajosas (una especie de saliva). El humus actúa como una esponja y asegura la capacidad de almacenamiento de agua del suelo. Esta capacidad, a su vez, permite superar largos períodos de sequía. 

Pero sin vegetación, el agua del suelo se evapora, los organismos mueren y el humus se descompone. Las partículas del suelo se desintegran y sólo queda la fracción mineral: partículas de arcilla y arena, es decir polvo y nada más. Un sustrato atrofiado que sólo produce cosechas porque está abonado y regado de forma industrial (como un enfermo con soporte vital).

El suelo ha perdido sus buenas cualidades y el riesgo de erosión es enorme. Una vez que este suelo es barrido, por el agua o el viento, la roca que hay debajo queda expuesta, y el resultado es una tierra baldía, oxidada y sin vida, como en Marte.

Ejemplo de agricultura depredadora: el suelo está expuesto, a merced del sol y del viento, sin biodiversidad ni capa protectora de vegetación.
Ejemplo de agricultura depredadora: el suelo está expuesto, a merced del sol y del viento, sin biodiversidad ni capa protectora de vegetación.
La viticultura industrial no es viable dentro de los problemas planetarios actuales (Rueda, Valladolid).
La viticultura industrial no es viable dentro de los problemas planetarios actuales (Rueda, Valladolid).

Llega el Dust Bowl

Pero España tiene algunos problemas adicionales: lluvias torrenciales, vientos fuertes, una ubicación geografía vulnerable al cambio climático y un riesgo añadido de erosión debido al terreno escarpado y montañoso.

¿Y si cae un chaparrón en ese suelo tan seco y polvoriento? La tierra sería arrastrada por el agua, ya que sólo está formada por sedimentos sueltos. ¿Y si hay algunos años secos y el viento sopla? El polvo estallará, en enormes nubes de polvo, mucho peor que la calima de esta primavera. Y entonces, habrá llegado el Dust Bowl a España.

Vacas y cerdos

La deforestación es una de las causas de la erosión del suelo. La tala de bosques era necesaria para dar paso a las actividades agrícolas. Debido al crecimiento exponencial de la población, cada vez se talan más bosques. Pero el consumo de carne también ha aumentado mucho, lo que requiere una producción agrícola aún mayor. En el 80% de las tierras de cultivo del mundo, se cultivan forrajes para cerdos, vacas, ovejas, cabras y gallinas (hierba, maíz, alfalfa, cereales, soja), mientras que la carne sólo representa el 20% de las calorías que ingerimos. Los cultivos del 20% restante del terreno cultivado se destinan directamente al consumo humano (hortalizas, tubérculos, frutas, legumbres, cereales, etc.), y nos proporcionan el 80% de las calorías que necesitamos.

El español, carnívoro por excelencia, come 275 gramos de carne al día, cuando la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación sólo prescribe 300 gramos a la semana (de la cual, sólo 175 gr de carne roja). En España, una reducción del 80% sería mucho más saludable y dejaría espacio para una industria ganadera más pequeña pero sostenible.

Burbuja húmeda

Hoy en día, los bosques también están desapareciendo en toda Europa debido a los incendios forestales y a la mortalidad de los árboles. Sólo hay una manera de detener este insidioso efecto dominó: regenerar los bosques y los ecosistemas. Además de su capacidad fotosintética, los bosques, al igual que el suelo, son esponjas que almacenan, retienen y liberan humedad y frescura. Así, los bosques generan un microclima fresco y húmedo y aumentan las precipitaciones locales.

Se cree que el Dust Bowl fue causado no sólo por la propia agricultura depredadora, sino también por la desaparición de los bosques, que pinchó la burbuja de humedad, y provocó localmente una megasequía (que dificultó el crecimiento de cultivos en este suelo ya agotado).

Piscinas, mangos y rotundas

Entre el inicio del verano de 2021 y marzo de 2022, España experimentó una alarmante escasez de lluvias, una tendencia que se mantiene desde hace años y que tiene muchas caras. Recogí algunas observaciones sueltas:

  • Meseta ibérica (Castilla-y-León, Castilla-la-Macha y Extremadura): A lo largo de las principales carreteras los paisajes trágicamente deforestados se extienden hasta donde alcanza la vista. Enormes sistemas de riego abarcan los grandes monocultivos de la forma más ineficaz posible: desde gran altura, a la hora más calurosa del día y con pleno viento.
  • Costa Blanca: En algunos pueblos de esta costa urbanizada se prohibió hace años regar los jardines y llenar las piscinas porque no salía agua de los grifos en las casas.
  • Provincia de Málaga: Hoy en día en España nos damos un festín de mangos y aguacates cultivados en nuestra propia tierra. Este cultivo tropical consume mucha más agua de la que hay y ha sustituido a los cultivos autóctonos.
  • Y quizás el ejemplo más visible de despilfarro de agua: los céspedes verdes perfectamente peinados en rotondas que se riegan abundantemente durante todo el verano.
Sistema de riego de metros de altura en un paisaje carente de árboles, sobre un monocultivo (trigo para vacas), rociando a pleno sol y con viento, se pierde mucha agua. (Castilla-y-León, K.Bonne)
Sistema de riego de metros de altura en un paisaje carente de árboles, sobre un monocultivo (trigo para vacas), rociando a pleno sol y con viento, se pierde mucha agua. (Castilla-y-León, K.Bonne)

Pozos de agua ilegales

El gobierno aún no ha sido capaz de cerrar las brechas de agua en la agricultura, la industria, los usos municipales y domésticos imponiendo una gestión sostenible. El precio del agua aumentó y se excavaron pozos ilegales, a veces de decenas de metros de profundidad. Se hace la vista gorda a este robo de agua, reconocido como delito. Después de todo, los ciudadanos no están bien informados sobre la crisis del agua y los derechos del agua.

Un millón de pozos ilegales -ha tenido que morir un niño en ellos para llamar la atención mundial- son el triste resultado de la mala gestión del agua. Organizaciones ecologistas como Greenpeace llevan años exigiendo que España proteja mejor su patrimonio hidrológico de los desvíos ilegales y el uso despreocupado (ver puntos y mapas de uso ilegal aquí). Gracias a la acción, esas voces se están escuchando y se está produciendo un cambio de mentalidad, aunque sea de forma lenta.

Superando juntos las sequías

Casi todos los países de la ONU firmaron la Convención sobre la Desertificación en 1994, incluida España, después de que las anteriores conferencias de la ONU, celebradas desde la década de 1970, no produjeran ninguna acción. Los políticos españoles, incluida la vicepresidenta del Gobierno, Teresa Ribera (también ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico), empiezan a ver que la cosa está brava. España presidirá este año el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, el 17 de junio. En Madrid, arrojarán luz sobre el problema, informarán al público y destacarán las soluciones. El tema de este año es "Superando juntos las sequías".

Célula seca de Hadley

Representación de la NASA de la circulación atmosférica global de la Tierra. (dominio público, Wikipedia)
Representación de la NASA de la circulación atmosférica global de la Tierra. (dominio público, Wikipedia)

La concienciación y la acción son realmente urgentes. Porque, aunque el país se puede gestionar mejor, con algo de buena voluntad, en España sentimos el aliento caliente del Sahara en la nuca.

La 'célula' de aire seco (una 'célula Hadley'), en la que se encuentra el Sáhara, amenaza con expandirse, atrapando también las zonas al norte del Sáhara. Esto es el resultado del cambio climático que afecta a la circulación de Hadley (la forma en que las masas de aire seco y húmedo circulan alrededor de la tierra).

Menú del día

A España le queda un largo camino por recorrer y este será accidentado. Como país parte de la UE, debe sumarse a la reducción de las emisiones globales para que el clima no cambie demasiado. A nivel nacional, hay que garantizar la restauración de los ecosistemas y la gestión sostenible del suelo y el agua, así como los cambios en los hábitos alimentarios. Esto último puede hacerse promocionando platos vegetarianos variados, sabrosos y saludables que España sí tiene, pero que a menudo son invisibles en el menú del día de los bares y restaurantes. Como en todas partes, hay que devolver a la naturaleza grandes extensiones de tierra.

Todo esto y más es necesario para que este país, al que tanto apreciamos, sea resistente al clima, para evitar que se produzcan catástrofes como la del Dust Bowl y para garantizar la seguridad alimentaria, la calidad de vida y la seguridad de los ciudadanos.

Artículo escrito por Kathelijne Bonne, geóloga y científica del suelo. Escribo también en Good Climate News

Últimos artículos: 

Ir a todos los artículos.

Recibe una actualización por cada nuevo artículo (cada pocas semanas): 

Fuentes:

Tena, Alejandro, 2020, www.publico.es, El consumo de carne en España, cuatro veces superior a las recomendaciones sanitarias y ecológicas, https://www.publico.es/sociedad/consumo-carne-espana-cuatro-veces-superior-recomendaciones-sanitarias-ecologicas.html

Ritchie Hannah, 2017, Our world in Data, Agricultural land by global diets, https://ourworldindata.org/agricultural-land-by-global-diets

https://www.miteco.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-ambiental/publicaciones/02_05_suelo_pae2017_tcm30-498085.pdf

20minutos.es website, 9-5-2022, El horno ibérico ya se ha activado y supera los 35 grados en muchas zonas de España. https://www.20minutos.es/noticia/4997156/0/el-horno-iberico-ya-se-ha-activado-superara-los-35-grados-en-muchas-zonas-de-espana/

Cenizo, N, Oct 2020, El Diario.es, El mango y el aguacate se beben el agua de La Axarquía malagueña, https://www.eldiario.es/andalucia/malaga/mango-aguacate-beben-agua-axarquia-malaguena_1_6304302.html

Benito FJ, 2022, Informacion.es, Erosión: España pierde cada minuto 3.000 toneladas de suelo, https://www.informacion.es/medio-ambiente/2022/01/02/erosion-espana-pierde-minuto-3-61200043.html

Greenpeace, El robo del agua, impunidad más allá de los pozos ilegales. https://es.greenpeace.org/es/trabajamos-en/agricultura/pozos-ilegales/

La desertificación en España, https://www.miteco.gob.es/es/biodiversidad/temas/desertificacion-restauracion/lucha-contra-la-desertificacion/lch_espana.aspx

UN Convention to combat Desertification. https://en.wikipedia.org/wiki/United_Nations_Convention_to_Combat_Desertification

Relationship between the expansion of drylands and the intensification of Hadley circulation during the late 20th century, https://www.jamstec.go.jp/jdb/ronbun/Ks00033392.pdf

Spain to host Desertification and Drought Day 2022, Gobierno de España, News. https://www.lamoncloa.gob.es/lang/en/gobierno/news/Paginas/2022/20220421_desert-drought-day.aspx?qfr=131

RTVE Noticias, Estado Embalses España Datos, https://www.rtve.es/noticias/20220503/estado-embalses-espana-datos/2281701.shtml

Cherif S, Doblas-Miranda E, Lionello P, Borrego C, Giorgi F, Iglesias A, Jebari S, Mahmoudi E, Moriondo M, Pringault O, Rilov G, Somot S, Tsikliras A, Vila M, Zittis G, 2020, Drivers of change. In: Climate and Environmental Change in the Mediterranean Basin - Current Situation and Risks for the Future. First Mediterranean Assessment Report [Cramer W, Guiot J, Marini K (eds.)] Union for the Mediterranean, Plan Bleu, UNEP/MAP, Marseille, France, 128pp, in press.

Nasa, 22 feb 2015, NASA Satellite Reveals How Much Saharan Dust Feeds Amazon's Plants. https://www.nasa.gov/content/goddard/nasa-satellite-reveals-how-much-saharan-dust-feeds-amazon-s-plants