Campi Flegrei, un supervolcán: ¿Tenemos un Yellowstone también en Europa?

24.04.2020

La ciudad de Nápoles se encuentra a diez kilómetros del monte Vesubio. Algunos consideran que es una distancia segura. Pero se olvidan de un volcán mucho más grande bajo sus pies: el supervolcán Campi Flegrei. Una erupción pasada fue tan violenta, que pudo haber asestado un golpe final a las ya menguantes poblaciones de Neandertales.

El supervolcán Campi Flegrei es tan grande que no lo puedes ver

Texto © Kathelijne Bonne / Edición española: Silvia Zuleta Romano

¿Se puede hablar de Nápoles y no mencionar el infame Vesubio, la ciudad enterrada de Pompeya y Plinio el Joven? Los tres están inextricablemente unidos por la muy discutida erupción del año 79 d.C., quizás la más famosa de la historia. Plinio, que entonces tenía 17 años, describió el curso de la erupción de la forma más objetiva posible. 

Su relato es una de las primeras descripciones científicas que tenemos sobre una erupción. 

El Vesubio desde Posillipo, en el límite con Campi Flegrei.
El Vesubio desde Posillipo, en el límite con Campi Flegrei.

Caput mundi

La historia es curiosa: Pompeya era una próspera ciudad del Imperio Romano, pero nunca sabremos sino habría podido llegar a ser el caput mundi en vez de Roma, si no fuera porque el Vesubio cambió el curso de la historia. 

Pero, por otra parte, ¿habría sido la zona de Nápoles y Pompeya, bañada por el sol, igualmente atractiva para la agricultura y por lo tanto para la civilización, sino fuera por sus fértiles suelos volcánicos?

Volcán invisible

Hoy en día Pompeya es un pueblo normalito, que no tiene mucho que ofrecer además del famoso sitio arqueológico y la catedral. Pero, aunque el Vesubio es el único volcán claramente presente en el paisaje, es uno más de los numerosos que hay en la Italia meridional, y ciertamente, no es el más grande. 

Alguien pasa desapercibido. El volcán más grande, peligroso y escondido de Europa: el Campi Flegrei.

Se encuentra en la tierra firme al oeste de Nápoles. Y su nombre significa "campos en llamas". Contrariamente a lo que el nombre sugiere, es una región de hermosas colinas verdes con viñedos y con huertos de limones y naranjas. Muy lejos estamos del estéril y marrón Vesubio. Pero si miramos más de cerca, veremos que todas esas inocentes colinas son en realidad pequeños volcanes. 

Estos volcanes son parte de un complejo volcánico muy grande, de unos doce kilómetros de ancho. Se extiende por toda la zona de la bahía de Pozzuoli, incluyendo los municipios de Bacoli y Baia, y los suburbios occidentales de Nápoles. La costa irregular salpicada de calas, bahías, islotes, cabos y acantilados, está completamente esculpida por la actividad volcánica. 

Campi Flegrei es uno de los pocos "supervolcanes" del mundo. 

Resulta preocupante que la región de la provincia de Nápoles esté superpoblada. Sin embargo, los supervolcanes duermen durante miles o decenas de miles de años, de tal manera que su existencia no está anclada en la memoria colectiva de la humanidad. 

El problema es que, en caso de erupción, la destrucción en la zona sería total y el impacto global. Las llamadas súper erupciones tienen el poder de desviar la historia y la evolución. 

¿Pero qué es un supervolcán?

Imagen de satélite de Campi Flegrei. ¡Cuenta los cráteres!
Imagen de satélite de Campi Flegrei. ¡Cuenta los cráteres!

Yellowstone 

¿Por qué hablamos de un supervolcán cuando estamos ante la presencia muchos pequeños volcanes? ¿Es esta palabra anticientífica una fabricación apocalíptica de los medios de comunicación para asustar a la gente? No, el nombre se refiere al volumen excepcionalmente grande de magma que se libera durante una erupción , y la naturaleza explosiva de tal evento. 

Volúmenes inimaginables de cientos a más de mil kilómetros cúbicos de magma son liberados durante una sola erupción. Los científicos utilizan un índice para expresar el poder de una erupción: el VEI, o índice de explosividad volcánica [i]. Un VEI de 8 es el más grande que se ha podido reconstruir, aunque no observar, como el de Yellowstone hace 640.000 años. 

La mayor erupción de los Campi Flegrei tuvo un VEI de 7, y la erupción del Vesubio del año 79, fue sólo un 4. 

Un supervolcán no se parece a un volcán ordinario. No hay ninguna montaña que indique su presencia. Su poder destructivo deja sólo una gran depresión, llamada caldera, una zona con aguas termales, vapores de azufre, géiseres y lagos.

La erupción de Pinatubo en 1991, con un VEI de 6. Lo de Campi Flegrei era un 7.
La erupción de Pinatubo en 1991, con un VEI de 6. Lo de Campi Flegrei era un 7.

Ultima Edad de Hielo

La costa de Campania no siempre estuvo salpicada de volcanes. En realidad, es un fenómeno bastante reciente. Antes, la línea costera estaba más hacia el interior del país, cerca de los Apeninos, la columna vertebral de Italia. La tierra firme estaba poblada por homo sapiens y grupos de neandertales, que entonces ya estaban disminuyendo en número. El mar se fue retirando gradualmente cuando comenzó la actividad volcánica hace unos 47.000 años [i], durante la última Edad de hielo.

Pero entonces, algo empezó a cambiar: comenzaron a formarse algunos pequeños cráteres volcánicos, que ahora forman parte de la isla de Procida y del Monte de Procida, una montaña al oeste de los Campi Flegrei, famosa por sus increíbles vistas sobre la tierra y el mar. Con el tiempo, se produjeron erupciones relativamente pequeñas.

Pero algo espantoso era inminente.

Alturas estratosféricas

Roca caliente y fundida empezó a llenar una gigantesca cámara de magma, ubicada debajo la región de Campania. La presión bajo la tierra aumentó. Un día, hace 39.000 años, la presión fue llevada a un punto crítico insoportable. La superficie terrestre se rompió y en una inmensa erupción de 150 kilómetros cúbicos de magma pulverizado estalló en el cielo [i].

Europa tembló bajo una supererupción.

Los vulcanólogos han calculado que la columna eruptiva, o el gran chorro de gas y ceniza, alcanzó más de 40 kilómetros de altitud. Atravesó la estratósfera, alcanzando la troposfera [ii]. Tal erupción se conoce como ultrapliniano (más fuerte de lo que describió Plinio), y su magnitud como "super colosal". 

Cantos, tan grandes como casas, llovieron sobre Campania. Europa y Asia occidental fueron cubiertos bajo una gruesa alfombra de ceniza y piedras. Los humanos en grandes partes de Italia perecieron. Los tsunamis asolaron las orillas mediterráneas. No quedó nada del volcán en sí, sólo una enorme caldera abierta que probablemente se llenó de agua de mar y ceniza volcánica cuando la "tormenta" amainó.

Invierno volcánico

La ceniza más fina y los gases continuaron circulando en la atmósfera de la Tierra, rotando con los vientos del planeta. Una neblina obscura, un llamado aerosol, bloqueó el paso de la luz solar. Empezó un invierno volcánico que duró varios años. Los ecosistemas se vieron alterados, al igual que el equilibrio entre presas y depredadores, y los homínidos.

Algunos antropólogos sugieren que la extinción de los neandertales en Europa pudo haber tenido algo que ver con la catástrofe de Campi Flegrei [iii].

Desastres aparte, nos gusta pensar, que, en otras partes del mundo, el homo sapiens y los últimos grupos de neandertales pudieron haber disfrutado de ardientes puestas de sol de colores que suelen ocurrir después de grandes erupciones.

Cenizas de Groenlandia

La roca grisácea que se ve en varios lugares de la región de Campania y mucho más allá, es la ceniza petrificada de esta gigantesca erupción. La roca es conocida como la ignimbrita campana, del latín igni y imbri, fuego y lluvia. 

Mucho más allá de Italia, por ejemplo, en Groenlandia, se encontró una capa de ceniza de esta erupción [iv] en una muestra de hielo. Después de esta catastrófica erupción, el volcán Campi Flegrei volvió a estar tranquilo, al menos durante un período de unos 25.000 años.

Rocas grisáceas del Ignimbrita Campana, la supererupción de hace 39,000 años. Al horizonte, las islas de Procida e Ischia.
Rocas grisáceas del Ignimbrita Campana, la supererupción de hace 39,000 años. Al horizonte, las islas de Procida e Ischia.

Edificios amarillos

Muchos edificios históricos de la ciudad de Nápoles y sus alrededores están construidos con una piedra porosa de un característico color amarillo pálido. Puede ser una coincidencia, pero el color coincide con el del pigmento usado por artistas, el amarillo de Nápoles. La piedra es el famoso Tufo Giallo Napoletano, o tufo amarillo napolitano [v]. 

Este Tufo (o toba volcánica) es el legado de una segunda gigantesca erupción, que tuvo lugar hace 15.000 años [vi]. No fue tan importante como la anterior erupción, pero, aun así, 40 kilómetros cuadrados de magma volaron al cielo. 

Eso es cuatro veces más que la erupción del volcán Pinatubo (Filipinas) en 1991. La ceniza amarilla petrificada es ahora parte del patrimonio natural y cultural de Campania y tiene un estatus de protección.

Magna Grecia

A pesar de su violenta prehistoria, los Campi Flegrei han sido un lugar muy atractivo para los colonizadores. La zona ha sido habitada por el hombre durante mucho tiempo gracias a sus suelos fértiles y su clima ideal. 

La colonia griega más antigua de la península italiana, Kyme, ahora Cuma, está situada en el borde de los Campi Flegrei. 

Desde Kyme los griegos fundaron las otras grandes colonias de la Magna Grecia, como Neapolis (Nápoles) y Zancle (Messina). Varios sitios arqueológicos griegos y romanos en los Campi Flegrei son testigos de un rico pasado.

Paisaje de Campi Flegrei: Bacoli, el Lago Fusaro, y Monte di Cuma. Cuma (Kyme) fue la primera ciudad greca en la peninsula italiana.
Paisaje de Campi Flegrei: Bacoli, el Lago Fusaro, y Monte di Cuma. Cuma (Kyme) fue la primera ciudad greca en la peninsula italiana.

Demasiado cerca de las hirvientes aguas termales

Unas pocas erupciones más pequeñas tuvieron lugar después del Tufo Giallo Napoletano, la última ocurrió en el año 1538. Una nueva montaña se levantó de la superficie, apropiadamente llamada Monte Nuovo, ahora una reserva natural.

Más recientemente, en los años ochenta, la ciudad de Pozzuoli fue evacuada por temor a una inminente erupción [i]. El suelo había empezado a moverse y a elevarse, lenta pero notablemente. Eso sugería que el magma de abajo se estaba elevando. 

La erupción nunca sucedió y el magma se quedó dónde estuvo.

Pero ¿por cuánto tiempo?

Hoy en día, los habitantes de la zona recuerdan el vulcanismo por el olor de azufre en el aire, los manantiales de agua caliente, los humos y pequeños terremotos. El famoso volcán Solfatara cerca de Pozzuoli ahora humea, burbujea, huele y silba. Hasta hace poco estaba abierto a los visitantes, pero, al final, ha sido cerrado debido a su comportamiento errático e impredecible, habiéndose cobrado la vida de algunos que se acercaron demasiado a las aguas termales.

Bajo los pies de Plinio

Plinio el Joven estaba cerca del Cabo de Miseno, una enorme roca en la mar ubicada entre el Golfo de Pozzuoli y el Canal de Procida, cuando presenció el espectáculo del volcán Vesubio en el año 79.

¿Habría sospechado que bajo sus pies había un volcán mucho más grande que el Vesubio?

Capo Miseno. Desde esta zona el joven Plinio observó la erupción del Vesubio en el año 79.
Capo Miseno. Desde esta zona el joven Plinio observó la erupción del Vesubio en el año 79.

¿Te gustaría leer, en italiano, acerca de los Campi Flegrei y su herencia cultural ? El libro Campi Flegrei de Attilio Wanderlingh. El escritor también tiene un café-librería en el centro de Nápoles, en la Piazza Bellini. Una de las plazas más hermosas de Nápoles.

Referencias

[i] Guest J., Cole P., Duncan A. & Chester D. 2003. Volcanoes of Southern Italy. The Geological Society of London. 284 p.

[ii] Sigurdsson H., Carey S., Cornell W., Pescatore T. 1985 The eruption of Mount Vesuvius in 79 AD. National geographic research, 1 (3): 332-387

[iii] Black B.A., Neely R.R. & Manga M. 2015 Campanian Ignimbrite volcanism, climate, and the final decline of the Neanderthals. Geology (2015) 43 (5): 411-414.

[iv] Fedele F.G. Giaccio B., Isaia R., Orsi G. 2002 Ecosystem Impact of the Campanian Ignimbrite Eruption in Late Pleistocene Europe. Quaternary Research 57(3): 420-424

[v] Colella A., Di Benedetto C., Calcaterra D. et al. 2017 The Neapolitan Yellow Tuff: An outstanding example of heterogeneity Construction and Building Materials, 136, p. 361-373.

[vi] Deino A.L., Orsi G., Vita S. & Piochi M. 2004 The age of the Neapolitan Yellow Tuff caldera-forming eruption (Campi Flegrei caldera - Italy) assessed by 40Ar/39Ar dating method. Journal of Volcanology and Geothermal Research, 133 (1-4), p. 157-170.