El origen del oxígeno: ¿Desde cuándo respiramos? 

22.04.2020

Es Día de la Tierra y hablaremos de los aspectos indispensables de la Tierra, que hacen posible la vida (humana). Casi 8.000 millones de personas tienen que convivir en la Tierra. Lo discutimos desde el punto de vista de la evolución de la Tierra como un mundo habitable. Centrandonos en la atmósfera y el oxígeno. Y en cómo la preservación de un aire respirable está muy relacionada con la preservación de los bosques.

Respirar y la atmósfera: una larga historia.

Texto: Kathelijne Bonne

¿Por qué es importante el oxígeno? 

Los humanos no están por encima de la tierra. Somos parte de ello. Todo eso suena un poco hippie. Pero es ciencia pura. La forma en que funcionan nuestros cuerpos está programada para vivir en la Tierra. Somos el producto de cuatro mil millones de años de adaptación. Nuestro metabolismo depende de otros organismos (que tenemos que comer), y de la atmósfera.

Porque respiramos oxígeno. Para los que no lo sepan, el aire que respiramos consiste en una mezcla de gases. El vapor de agua, nitrógeno, el dióxido de carbono y el oxígeno son los principales gases. El oxígeno es ahora indispensable, pero ha habido momentos en los que no había ni un gramo de oxígeno en la atmósfera. 

¿Cómo llegó ese oxígeno allí? 

Volvemos atrás en el tiempo aproximadamente 2.400 millones de años. 

En aquel entonces, sólo había criaturas unicelulares, bacterias. Las cianobacterias o algas verde-azuladas hicieron la fotosíntesis. Es una forma de metabolismo, una manera de generar energía (lo que nosotros hacemos comiendo y respirando). La fotosíntesis implica la recolección de la luz solar y la emisión de oxígeno como subproducto. Hace 2.400 millones de años las cianobacterias comenzaron a emitir una enorme cantidad de oxígeno. El contenido de oxígeno de la atmósfera iba aumentando. Los científicos llaman a este evento La Gran Oxidación, o Great Oxidation Event.

Gracias a este "nuevo" componente de la atmósfera, las criaturas multicelulares, los eucariontes, pudieron finalmente desarrollarse. Las criaturas que consumen oxígeno también se desarrollaron. Consumir oxígeno también se conoce como respirar. Los animales, y en última instancia los humanos, respiran. Extraemos oxígeno de la atmósfera porque lo necesitamos para nuestro metabolismo. Y las plantas y las algas devuelven el oxígeno. Así que hay un ciclo. 

Pero el nivel de oxígeno fluctúa todo el tiempo, eso es normal. Porque el suministro y la retirada de oxígeno no siempre es el mismo. Pero "normal" significa que algunas especies no toleran los pequeños cambios, y mueren. Y hoy en día, los humanos causan los cambios. 

¿Se nos ocurre por qué los bosques son importantes? Así que plantar árboles no es algo para hippies sentimentales. Cada árbol hace su contribución a la atmósfera y está directamente relacionado con nuestro bienestar físico. 

Además, los árboles y los bosques hacen más que producir oxígeno. Extraen el dióxido de carbono de la atmósfera, contrarrestando el calentamiento global.  

En otro artículo explicaremos que no es sólo el calentamiento lo que debe preocuparnos. Ahora basta con saber que la creación de la atmósfera respirable llevó millones de años, y que los bosques juegan un papel increíblemente importante en el mantenimiento de un equilibrio en el que los humanos pueden prosperar. ¡Que tengas un buen día! ¡Stay safe!

Aquí un enlace hacia la web de EarthDay. 

Y esta noche, no olvides ver lo que Jane Goodall tiene que decir sobre #EarthDay en el canal National Geographic.